Blog

La influencia de la dieta en la piel

Vitamina C

La piel es un órgano multifuncional, el más grande del cuerpo, y su apariencia generalmente refleja la salud y eficacia de sus estructuras subyacentes. La función principal de la piel es actuar como una barrera contra las agresiones del medio ambiente. Su estructura se compone de dos capas: la capa externa epidérmica proporciona la función de barrera, y la capa dérmica interna asegura fuerza y elasticidad y brinda soporte nutricional a la epidermis1.

La vitamina C desempeña un papel muy importante en el mantenimiento de la salud de la piel, ya que cumple muchas funciones, incluida la formación de la barrera cutánea, la síntesis de colágeno en la dermis y la protección antioxidante contra el daño solar inducido por los rayos UV. Por eso, la piel normal necesita elevadas concentraciones de vitamina C1,2.

A lo largo de la vida, la piel está expuesta a una serie de factores que pueden afectar la estructura, la función y la apariencia, entre ellos2:

  • Deterioro debido al envejecimiento normal, que contribuye a la pérdida de elasticidad y formación de arrugas.
  • Exposición a factores externos, como la radiación solar y el tabaco, lo que lleva a la decoloración, sequedad y aparición de arrugas.
  • Agresiones químicas, incluida la exposición a productos de belleza y limpieza oxidantes (tintes para el cabello, jabones, detergentes, decolorantes).
  • Lesión directa, como heridas y quemaduras.

La vitamina C puede proporcionar una protección significativa contra estos cambios y puede contribuir a reducir la inflamación de la piel asociada con una serie de trastornos, como la dermatitis atópica, la psoriasis y el acné, con síntomas que incluyen dolor, sequedad y picazón. La patología subyacente a estas condiciones es compleja e implica la activación de inflamación autoinmune o alérgica1,2.

Numerosos estudios han relacionado el nivel de vitamina C con la salud cutánea, y han señalado los beneficios potenciales de una dieta rica en vitamina C como herramienta preventiva para pacientes con enfermedades de la piel2.

Para evitar la xerosis (piel seca) es fundamental mantener la piel bien hidratada, y para ello, además de asegurar un aporte diario adecuado de agua, es recomendable seguir una dieta rica en frutas y verduras, alimentos que suponen un importante aporte de vitaminas que conservan la hidratación y la elasticidad de la piel3.

Asimismo, en personas con dermatitis atópica, la vitamina C puede estimular la producción de ceramida, mejorando la función de barrera de la piel y reduciendo los síntomas y la gravedad de la enfermedad2.

Además, al mejorar la inflamación crónica, la ingesta de alimentos con alto contenido en vitamina C puede estar relacionada con una disminución en el riesgo de dermatitis atópica y otras enfermedades alérgicas2.

Así pues, cuidar nuestra dieta, incluyendo abundantes frutas y verduras ricas en vitamina C como el kiwi ZespriTM SunGold, que contiene 161,3 mg de vitamina C por 100 g, ayuda a cuidar y proteger la piel, mejorando su aspecto.

Referencias:

  1. Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients 2017; 9: 866.
  2. Wang K, Jiang H, Li W, et al. Role of Vitamin C in Skin Diseases. Physiol. 2018; 9:819.
  3. Nieto C. Xerosis: más allá de la piel seca. Farmacia profesional. 2015; 29(4): 23-25.
Zespri
Equipo científico de Zespri

déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada
x
¿quieres estar
al día?