Blog

El efecto de la fruta y verdura en el bienestar de los jóvenes

Alimentación rica en nutrientes

El perfil dietético desempeña un papel importante en nuestro estado de salud físico y mental y en la prevención y tratamiento de enfermedades. Está bien establecido que una dieta poco saludable puede causar una reducción en la función fisiológica y aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades; que existe una asociación significativa entre la dieta y las alteraciones en las funciones inmunológicas y cognitivas y, en consecuencia, que la mejora en la dieta es un factor importante para mejorar la función fisiológica1,2.

Seguir una dieta saludable es importante siempre, pero tiene especial relevancia en los niños y los jóvenes, ya que se hallan en un período crítico, en el que tiene lugar su crecimiento físico y su desarrollo psicosocial. Durante este tiempo, los requerimientos nutricionales son muy elevados, por lo que el aporte de energía y nutrientes debe ser óptimo para lograr el potencial de crecimiento completo y garantizar un estado de salud y bienestar tanto a corto como a largo plazo3.

Una dieta saludable debe incluir alimentos variados, ricos en nutrientes, que aporten al organismo proteínas, hidratos de carbono y grasas, así como vitaminas y minerales4. Aunque puede haber muchísimas variaciones en función de las costumbres e influencias culturales, en general los patrones dietéticos saludables se caracterizan por una alta ingesta de frutas, verduras, legumbres, pescado y cereales integrales y una baja ingesta de cereales refinados, carne procesada y alimentos edulcorados2.

Beneficios de las frutas y las verduras

El consumo de frutas y verduras en etapas tempranas está relacionado con muchos resultados positivos para la salud, con una disminución bien establecida del riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y cáncer en la edad adulta5.

Las frutas son una parte fundamental de la dieta. En concreto, contienen6:

  • Hidratos de carbono, frecuentemente como azúcares mono y disacáridos (glucosa, fructosa y sacarosa).
  • Elevadas cantidades de vitaminas (A, C, B1, B2, B6, ácido fólico) y minerales (potasio, hierro, calcio, magnesio, sílice, zinc, sulfatos, fosfatos, cloruros).
  • Fibra, principalmente celulosa y pectinas.
  • Agua (80-95%).

Es recomendable comer al menos 3 piezas de fruta al día, siempre que sea posible fresca, con piel y bien lavada, ya que así se conservan plenamente las vitaminas, la fibra y los minerales. Entre las frutas destaca el kiwi por su aportación de nutrientes. Los kiwis Zespri™ son excepcionalmente ricos en vitamina C, tienen un elevado contenido en vitaminas E, K, folatos, carotenoides, potasio, fibra y otros fitoquímicos que proporcionan beneficios en salud. Su consumo regular se ha relacionado con mejoras no sólo en el estado nutricional, sino también sobre la salud digestiva, inmunológica, metabólica y el estado de ánimo, entre otras funciones7.

Las verduras son también parte indispensable de una dieta saludable. En concreto, se caracterizan por8:

  • Una baja densidad calórica.
  • Estar compuestas mayoritariamente por hidratos de carbono, polisacáridos y, en menor medida, proteínas y grasas.
  • Tener un alto contenido de agua (75-95%).
  • Ser ricas en fibra soluble e insoluble.
  • Ser pobres en materia grasa (con algunas excepciones, como el aguacate y las aceitunas).
  • Aportar una amplia variedad de vitaminas: vitamina A en forma de caroteno, vitamina C, ácido fólico y vitaminas del grupo B (B1, B2 y B6).
  • Ser una fuente importante de minerales y oligoelementos: calcio, potasio, magnesio, hierro, cinc, manganeso, cromo, yodo, cobalto, selenio, cobre y sodio.

Se recomienda comer al menos dos raciones al día de hortalizas y verduras, una de ellas preferentemente cruda.

Bibliografía

  1. Muscaritoli M. The Impact of Nutrients on Mental Health and Well-Being: Insights From the Literature. Front. Nutr. 2021; 8:656290.
  2. Vajdi M, Farhang MA. A systematic review of the association between dietary patterns and health-related quality of life. Health Qual Life Outcomes. 2020; 18:337.
  3. Sinai T, Axelrod R, Shimony T, Boaz M, Kaufman-Shriqui V. Dietary Patterns among Adolescents Are Associated with Growth, Socioeconomic Features, and Health-Related Behaviors. Foods. 2021;10(12):3054.
  4. Rodríguez A. Nutrición y Salud Mental: Revisión Bibliográfica. Rev Post Psiquiat UNAH. 2008; 1(3):1-5.
Zespri
Equipo científico de Zespri

déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada
x
¿quieres estar
al día?