Blog

Vitaminas para el sistema inmunitario de los niños

18 agosto, 2021
1 mes ago

La dieta y la nutrición son importantes para la promoción y el mantenimiento de una buena salud durante toda la vida, mientras que tanto la desnutrición como la ingesta calórica excesiva pueden tener efectos nocivos para la salud, especialmente cuando ocurren durante la infancia y la niñez1.

A medida que crecen, los niños se someten a importantes procesos de desarrollo fisiológicos, psicológicos y cognitivos. Además, el crecimiento y la actividad física aumentan los requerimientos corporales, por lo que una ingesta adecuada de nutrientes y micronutrientes (vitaminas y minerales) es importante a cualquier edad, pero es esencial en los niños2.

Vitaminas y minerales como defensa

Para combatir los microorganismos patógenos, el sistema de defensa inmunológica comprende barreras físicas y bioquímicas, células inmunitarias especializadas y anticuerpos que se dirigen específicamente al patógeno. Las barreras físicas como la piel, el vello corporal y las membranas mucosas ayudan a prevenir la entrada de los patógenos en el organismo. Si los patógenos consiguen superar estas barreras, los mecanismos bioquímicos identifican rápidamente cualquier molécula “no propia” y destruyen y eliminan la amenaza a través de una miríada de células inmunes3. Como parte de su “curva de aprendizaje”, el sistema inmunológico a menudo debe enfrentarse a patógenos desconocidos, razón por la que los niños tienen infecciones más frecuentes en comparación con los adultos1.

Cada etapa de la respuesta inmune depende de la presencia de ciertos micronutrientes, incluidas las vitaminas A, D, C, E, B6 y B12, ácido fólico, zinc, hierro, cobre y selenio, que desempeñan funciones vitales, a menudo sinérgicas. Es esencial que el organismo tenga las cantidades adecuadas para asegurar el correcto funcionamiento de las barreras físicas y las células inmunes3. Una dieta equilibrada debe aportar cantidades suficientes de todos los micronutrientes, pero, en general, la población infantil presenta un bajo consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales2.

Los micronutrientes con mayor evidencia de ejercer una función de apoyo inmunológico son las vitaminas C y D y el zinc3.

La vitamina C regula el sistema inmunológico debido a sus propiedades antioxidantes y su papel en la síntesis de colágeno necesaria para la estabilización de las barreras epiteliales. Además, tiene un efecto inmunoestimulador en los linfocitos y los leucocitos, y regula la respuesta inflamatoria1.

Los seres humanos no pueden sintetizar la vitamina C, por lo que dependen de un suministro externo a través de la dieta. La deficiencia de vitamina C se asocia con una disminución de la resistencia a las enfermedades, por esta razón es fundamental asegurar una ingesta adecuada a través de los alimentos que el niño consume habitualmente1,2.

La vitamina C se encuentra en abundancia en muchas fuentes naturales, principalmente en frutas y verduras. Una de las frutas con mayor contenido de vitamina C es el kiwi, ya que 100 g de kiwi ZespriTM SunGold contienen 161,3 mg de vitamina C y 100 g de kiwi ZespriTM Green contienen 85,1 mg. Otras frutas con alto contenido en vitamina C son las fresas, la papaya y los cítricos (naranjas, mandarinas). Entre las verduras, algunas de las más ricas en vitamina C son los pimientos, los tomates, el brócoli, el perejil y las coles de Bruselas. Incorporar estos alimentos a la dieta del niño, mejora su capacidad de defensa frente a las infecciones4.

Referencias:

  1. Maggini S, Wenzlaff S, Hornig D. Essential role of vitamin C and zinc in child immunity and health. J Int Med Res. 2010; 38(2):386-414.
  2. Rodríguez-Palmero M. Ingesta de minerales y vitaminas en la población infantil. Offarm. 2001; 90-94.
  3. Gombart AF, Pierre A, Maggini S. A Review of Micronutrients and the Immune System–Working in Harmony to Reduce the Risk of Infection. Nutrients. 2020; 12: 236.
  4. Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación. https://nutricion.org/portfolio-item/vitamina-c/
Zespri
Equipo científico de Zespri

quizá te puede interesar...

déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada