Blog

El papel de las frutas y verduras en la reducción del riesgo de tener diabetes tipo 2

Salud digestiva

La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de enfermedades metabólicas caracterizadas por la elevación de la glucosa en la sangre. Las causas de la hiperglucemia son deficiencia en la secreción de insulina (diabetes tipo 1) o resistencia de las células del cuerpo a la acción de esta (diabetes tipo 2). La DM más frecuente es la de tipo 2 (DM2), que aparece habitualmente en personas mayores de 30 años, y cuyos síntomas típicos son poliuria, polidipsia y pérdida de peso1.

La DM2 se asocia con daños a largo plazo en diferentes órganos, especialmente en riñón, ojos, vasos sanguíneos y nervios periféricos. Por eso, es importante controlar los niveles de glucosa y prevenir el desarrollo de DM1.

Se ha demostrado que algunas modificaciones de estilo de vida pueden retrasar la aparición de DM, como seguir una dieta baja en azúcar y en grasas, mantener un peso ideal (índice de masa corporal cercano a 25 kg/m2) y realizar ejercicio físico regularmente (al menos 30 minutos diarios de ejercicio físico)1.

Comer ciertos alimentos y limitar otros puede ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre, aunque el plan de alimentación siempre debe tener en cuenta la edad, género, estado nutricional, actividad física y estados fisiológicos y patológicos del paciente2. Un mayor consumo de frutas, verduras y alimentos integrales se asocia con un menor riesgo de desarrollar DM23 y, en este sentido, la OMS recomienda consumir más de 400 g o cinco porciones de frutas y verduras combinadas por día para prevenir la DM24. En cambio, los hidratos de carbono pueden elevar los niveles de glucosa en la sangre, aunque estos alimentos, en las cantidades adecuadas, deben formar parte de un plan de alimentación equilibrado1.

¿Por qué las frutas y verduras son fundamentales para prevenir la DM2?

Las verduras de hojas verdes tienen un gran valor nutricional por su alto contenido en vitaminas, minerales, fibra y proteínas y su bajo contenido en hidratos de carbono. Además, son ricas en antioxidantes y enzimas que digieren el almidón. Son verduras de hoja verde las espinacas, las acelgas, la col rizada, el repollo y el brócoli1.

Las verduras ayudan a reducir el índice glucémico cuando se combinan con otros alimentos ricos en hidratos de carbono calóricos, como la pasta o el arroz; son bajas en calorías y debido a su cantidad de fibra aumentan la saciedad y regulan el tránsito intestinal5.

Las frutas, por su parte, son una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra. Especialmente los cítricos y otras frutas, como el kiwi y las fresas, tienen un elevado contenido en vitamina C, un micronutriente esencial necesario para el funcionamiento metabólico normal del organismo, cuyas propiedades antioxidantes podrían ser beneficiosas para mejorar el control glucémico y los factores de riesgo cardiovascular6.

En particular el kiwi, además de ser la fruta que más cantidad de vitamina C aporta –cubre el 100% de las necesidades diarias de vitamina C en una sola pieza de fruta, y un kiwi Zespri™ SunGold aporta prácticamente el doble-, cuenta también con la ventaja de tener un bajo índice glucémico, de solo el 12 %. Los alimentos con un índice glucémico bajo suelen provocar un menor pico postprandial que los alimentos con un índice glucémico alto7.

Tanto frutas como verduras, al ser ricos en fibra, retrasan la absorción intestinal de glucosa y ayudan a controlar los niveles de glucemia1.

Así pues, para reducir el riesgo de diabetes y mantener bien controlado el nivel de glucemia, la alimentación es un factor clave, y, como parte de ella, las frutas y verduras aportan grandes beneficios que contribuyen a mejorar el estado de salud.

Referencias:

  1. Diabetes mellitus tipo 2. https://www.redaccionmedica.com/recursos-salud/diccionario-enfermedades/diabetes-mellitus-tipo-2
  2. Durán Agüero S, Carrasco Piña E, Araya Pérez M. Alimentación y diabetes. Nutr. Hosp. 2012; 27 (4): 1.031-1.036.
  3. Zheng JS, Sharp SJ, Imamura F, et al. Association of plasma biomarkers of fruit and vegetable intake with incident type 2 diabetes: EPIC-InterAct case-cohort study in eight European countries. BMJ 2020;370:m2194.
  4. World Health Organization/UN Food and Agriculture Organization. Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases: Report of a Joint FAO/WHO Expert Consultation. Geneva: World Health Org., 2003. (Tech. Rep. Ser., no. 916).
  5. Federación Española de Diabetes. Prevención de la diabetes. https://fedesp.es/diabetes/prevencion/
  6. Mason SA, Keske MA, Wadley GD. Effects of Vitamin C Supplementation on Glycemic Control and Cardiovascular Risk Factors in People With Type 2 Diabetes: A GRADE-Assessed Systematic Review and Meta-analysis of Randomized Controlled Trials. Diabetes Care 1 February 2021; 44 (2): 618–630.
  7. Cundra LB, D’Souza SM, Parekh PJ, et al. The Impact of Kiwifruit on Human Health. Gut Gastroenterol. 2020; 3 (1): 1-11.
Zespri
Equipo científico de Zespri

déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada
x
¿quieres estar
al día?