Blog

La fibra más allá del bienestar digestivo

Salud digestiva

La fibra dietética se considera actualmente como un elemento importante para la nutrición sana. No es una entidad homogénea y probablemente deberíamos hablar de distintos tipos de fibra. La fibra dietética está sujeta a fermentación bacteriana en el tracto gastrointestinal y, por lo tanto, afecta la composición de las comunidades bacterianas, así como las actividades metabólicas microbianas, incluida la producción de productos finales fermentativos1.

Las características fisicoquímicas de las fibras incluyen fermentabilidad, solubilidad y viscosidad, y estas propiedades influyen en los efectos terapéuticos de su consumo1.

Las dietas con alto contenido en fibra, como las ricas en cereales, frutas y verduras tienen un efecto positivo en la salud, ya que su consumo se ha relacionado con una menor incidencia de enfermedades. Más allá de su efecto sobre el intestino, como la reducción de enfermedades intestinales (estreñimiento, diverticulosis, hemorroides, cáncer de colon o colitis ulcerosa), los beneficios terapéuticos de la fibra que cuentan con mayor evidencia son:

  • Diabetes: la ingesta de fibra dietética actúa como un factor protector a la hora de desarrollar diabetes mellitus tipo 2. Por una parte, reduce la incidencia de esta enfermedad, ya que hace que la concentración máxima de glucosa en sangre se alcance en un tiempo más prolongado. Por otra parte, en pacientes diabéticos ayuda a normalizar sus niveles glucémicos2-4. El consumo crónico de grandes cantidades de fibra se ha asociado a una reducción en los niveles de HbA1c, un indicador del control metabólico.
  • Dislipemia: la fibra, especialmente la soluble tiene capacidad para modificar los niveles de lípidos en sangre (pectinas, betaglucanos, Plantago). Así, se ha demostrado que el consumo de una cantidad adecuada de fibra soluble cada día puede llegar a reducir los niveles de colesterol un 10-20%, lo que disminuye, a su vez, el proceso de la aterosclerosis, especialmente el riesgo de problemas coronarios2.
  • Enfermedad cardiovascular: además del efecto protector frente a la aterosclerosis, se ha visto que algunos componentes de la fibra, probablemente con acción antioxidante, disminuyen el estado de inflamación, lo que reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares y sus complicaciones5.
  • Control de peso: el consumo de alimentos ricos en fibra está relacionado con una ingesta menor de alimentos, así como un peso y composición corporal más sanos. Diversos estudios han comunicado un incremento en la saciedad y una disminución del apetito con dietas altas en fibra5.

¿Qué aporta el kiwi?

Algunos estudios han demostrado que el consumo de kiwi puede reducir y retrasar la respuesta glucémica debido al efecto sinérgico de la fibra dietética, actinidina, fitoquímicos y la acidez de la fruta combinada con la capacidad amortiguadora de sus ácidos orgánicos. Por todo ello, el kiwi puede ayudar a mejorar la tolerancia a la glucosa6.

Por otra parte, algunos datos apuntan que los kiwis podrían modifican los niveles de colesterol sérico a un perfil más favorable mediante la disminución del colesterol total (CT), los triglicéridos (TG) y las lipoproteínas de baja densidad (LDL) con aumento de las lipoproteínas de alta densidad (HDL)6.

Asimismo, la ingesta de kiwi, dado a su contenido en luteína, podría tener un efecto positivo sobre el control de la tensión arterial6.

Referencias:

  1. Holscher HD. Dietary fiber and prebiotics and the gastrointestinal microbiota. Gut Microbes. 2017; 8 (2): 172-84.
  2. Vilaplana M. Aspectos nutricionales y terapéuticos de la fibra dietética. Offarm. 2001: 96-100.
  3. Dhingra D, Michael M, Rajput H, et al. Dietary fibre in foods: a review. J Food Sci Technol. 2012; 49(3): 255–266.
  4. Alvarez J, Peña-Rosas JP. Fibra dietética: efecto sobre el control glucémico y el metabolismo de los carbohidratos y lípidos. Rev Esp Nutr Comunitaria 2007;13(1):30-39.
  5. Almeida-Alvarado SL, Aguilar-López T, Hervert-Hernández D. La fibra y sus beneficios a la salud. An Venez Nutr. 2014; 27 (1).
  6. Cundra LB, D’Souza SM, Parekh PJ, Johnson DA. The Impact of Kiwifruit on Human Health. Gut Gastroenterol. 2020; 3(1).
Zespri
Equipo científico de Zespri

déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada
x
¿quieres estar
al día?