Blog

Ácido fólico: una vitamina indispensable más allá del embarazo

30 marzo, 2021
6 meses ago

El folato y el ácido fólico son dos términos que se utilizan para referirse a la vitamina hidrosoluble del complejo B también llamada B9. Como tal es una sustancia esencial que el ser humano no es capaz de producir y debe ingerirse a través de la alimentación. El ácido fólico es la forma oxidada del compuesto químico y no se encuentra disponible en los alimentos, sino en los suplementos dietéticos y alimentos fortificados. Por el contrario, el folato es la forma natural disponible en el cuerpo humano y en los alimentos tanto de origen animal como de origen vegetal. Estos folatos pueden presentar diferentes formas químicas a lo largo de todo el proceso de absorción, distribución y metabolismo en el ser humano.

Absorción y funciones del ácido fólico

Inicialmente en los alimentos el folato se encuentra ligado a proteínas y mediante un proceso de transformación que se produce en el intestino se absorbe y distribuye a los diferentes órganos y tejidos para realizar su función, de hecho, el hígado es capaz de almacenar alrededor de 5-10 mg de folato que pueden cubrir los requerimientos de aproximadamente 4 meses.

La vitamina B9 tiene muchas funciones en el cuerpo humano, siendo las principales la participación en la síntesis de ADN y el metabolismo de homocisteína y meteonina. El folato es un nutriente crítico para el mantenimiento normal de la división celular, especialmente importante en periodos de rápida división y crecimiento celular tales como la infancia y el embarazo, asimismo es un nutriente fundamental en el metabolismo de la homocisteína y su relación enfermedades cardiovasculares.

Quizás la función más relevante y que más evidencia científica muestra es su relación con la salud materno fetal e infantil y papel preventivo frente a los defectos del tubo neural (espina bífida, encefalocele, anencefalia) durante el desarrollo fetal, además de desprendimiento de la placenta, preeclamsia, aborto espontáneo y muerte fetal, neurodesarrollo, peso y talla al nacimiento.

Pero no todo se queda en esta relación más popularmente conocida. Recientemente a través de un estudio se ha relacionado la vitamina B9 con la regulación de la homocisteína y su implicación con enfermedades vasculares, ya que la concentración elevada de homocisteína en sangre se asocia con la enfermedad vascular debido al posible efecto aterogénico de ésta.  Cuando se alcanza una ingesta aproximada de 400 mcg de folato/día se mantienen las concentraciones más bajas de homocisteína, en este sentido algunos metaanálisis han mostrado como la suplementación con fólico reduce el riesgo de infarto en personas con enfermedad cardiovascular. Aún se necesitan más estudios para clarificar la relación entre el folato y la homocisteína y su papel en la enfermedad cardiovascular.

También hay estudios que relacionan la prevención del cáncer mediante la ingesta de alimentos ricos en folato antes de que se produzca el cáncer, sin embargo, tanto este papel como el del consumo de suplementos para prevenir/tratar los diferentes cánceres requiere de mucha más investigación.

En cuanto a la depresión, parece ser que las personas con bajos niveles de folato en sangre podrían ser más propensas a padecer esta patología, de la misma manera que los suplementos de fólico podrían aumentar la eficacia de los medicamentos antidepresivos, pero aún se requiere más investigación. Se ha investigado si los suplementos de fólico mejoran la función cognitiva, demencia, Alzheimer, pero los estudios no parecen mostrar efectos positivos en la prevención/tratamiento de estas enfermedades.

Ingesta recomendada de ácido fólico

Tanto la baja ingesta como el aumento de los requerimientos de ácido fólico puede dar lugar a una situación de hipovitaminosis, diferentes situaciones como una ingesta inadecuada en personas de edad avanzada, problemas de absorción en patologías intestinales y personas alcohólicas, aumento de los requerimientos durante el desarrollo fetal o carencia en prematuros/recién nacidos por no haber acumulado suficiente folato en la época intrauterina, enfermedades neoplásicas, carencia de B12, incluso interacción con medicamentos como antitumorales, diuréticos o antirreumáticos, pueden desembocar en una carencia de esta vitamina que podría manifestarse como anemia macrocítica y megaloblástica, y toda una serie de manifestaciones clínicas, problemas en el desarrollo fetal, trastornos en el comportamiento, demencia, problemas neurológicos, etc.

Para asegurarnos de que esta carencia no se presenta debemos cubrir la ingesta de una cantidad diaria recomendada que para los adultos de ronda los 400 mcg al día, no obstante, existe una recomendación específica por rango de edad y situación fisiológica, con especial atención en las mujeres adultas que están planeando un embarazo o que pueden quedar embarazadas a las cuales se les recomienda tomar 600 mcg de folato por día (200 mcg de la dieta + 400 mcg en suplementos) en peri-concepción. Para madres lactantes la recomendación es de 500 mcg de folato al día. Para niñas/os de 1 a 3 años es de 150 mcg y para 4 a 8 años de 200 mcg de folato. Para hombres y mujeres de 9 a 13 años de 300 mcg de folato/día y para el resto de 400 mcg de folato al día. La ingesta adecuada para lactantes de 0 a 6 meses es de 65 mcg de folato, y de 85 mcg para lactantes de 7 a 12 meses. Por otro lado, se ha investigado en diferentes estudios observacionales que la ingesta de megadosis de fólico (alrededor de 5000 mcg de folato /día) durante el embarazo podría afectar al desarrollo de los niños.

A modo de resumen podemos concluir que manteniendo una ingesta elevada de alimentos de origen vegetal con alto contenido en folato como las verduras de hoja verdes (140 mcg de folato/100 g) y frutas como el kiwi, en su variedad Green (38,2 mcg de folato/100 g) o SunGold (31 mcg de folato/100 g), frutos secos como las nueces (77 mcg de folato/100 g), y algunos alimentos de origen animal cómo el hígado (227 mcg de folato por 100g), se pueden alcanzar sin problemas las ingestas recomendadas de folato.

Referencias:

Wang, Y., Jin, Y., Wang, Y., Li, L., Liao, Y., Zhang, Y., & Yu, D. (2019). The effect of folic acid in patients with cardiovascular disease: A systematic review and meta-analysis. Medicine, 98(37), e17095. https://doi.org/10.1097/MD.0000000000017095

Ebara S. (2017). Nutritional role of folate. Congenital anomalies, 57(5), 138–141. https://doi.org/10.1111/cga.12233

Liew S. C. (2016). Folic acid and diseases – supplement it or not?. Revista da Associacao Medica Brasileira (1992), 62(1), 90–100. https://doi.org/10.1590/1806-9282.62.01.90

Navarrete-Muñoz, E. M., Valera-Gran, D., García de la Hera, M., Gimenez-Monzo, D., Morales, E., Julvez, J., Riaño, I., Tardón, A., Ibarluzea, J., Santa-Marina, L., Murcia, M., Rebagliato, M., Vioque, J., & INMA Project (2015). Use of high doses of folic acid supplements in pregnant women in Spain: an INMA cohort study. BMJ open, 5(11), e009202. https://doi.org/10.1136/bmjopen-2015-009202

Navarrete-Muñoz, E. M., Giménez Monzó, D., García de La Hera, M., Climent, M. D., Rebagliato, M., Murcia, M., Iñiguez, C., Ballester, F., Ramón, R., & Vioque, J. (2010). Ingesta dietética y de suplementos de ácido fólico en mujeres embarazadas de Valencia [Folic acid intake from diet and supplements in a population of pregnant women in Valencia, Spain]. Medicina clinica, 135(14), 637–643. https://doi.org/10.1016/j.medcli.2010.03.033

García Carballo, M. M., González, A. I., & Jiménez García, R. (2003). Profilaxis de los defectos del tubo neural con folatos en las mujeres gestantes del Area 10 de Madrid [Prophylaxis of neural tube defects with folic acid in pregnant women from a health district]. Atención primaria, 31(2), 98–103. https://doi.org/10.1016/s0212-6567(03)79145-8

Daniel Giménez
Doctor y Máster en Salud Pública, Graduado en Nutrición Humana y Dietética

quizá te puede interesar...

déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada